ESPECIALISTAS EN

AHORRO ENERGÉTICO

Quiero cambiar mis ventanas, ¿qué pongo PVC o Aluminio?

Somos una empresa que fabrica tanto ventanas de Aluminio como ventanas de PVC y que piensa, que la decisión final corresponde al cliente. 

En esta decisión creemos que intervienen principalmente dos factores, por un lado que el cliente disponga de la máxima información sobre ambos productos y por otro lado la singularidad de la obra con los particulares gustos de cada cliente.

De los gustos, evidentemente no tenemos nada que hablar, pero respecto a la información podemos ayudar indicando ventajas de cada uno de los productos.

VENTAJAS DE LAS VENTANAS DE PVC:

·         La principal ventaja de la carpintería de PVC es su aislamiento térmico, la propia composición del PVC hace que su conductividad sea prácticamente nula, si pensamos que las ventanas son los puntos más sensibles de una vivienda en cuanto a pérdidas de energía, con las ventanas de PVC conseguiremos un excelente balance energético y por tanto un ahorro muy considerable en nuestra factura.

·         El Aislamiento acústico de la ventana, es la capacidad para reducir los ruidos procedentes del exterior, este aislamiento va a depender principalmente de lo siguiente:

Del espesor y del tipo de vidrio; los perfiles de PVC  permiten acristalamientos de hasta 59 mm, lo que multiplica las posibilidades de acristalamiento con distintos espesores, composiciones, tratamientos, etc.

De las holguras y juntas de la ventana; dada la estanqueidad que se consigue con las ventanas de PVC y considerando que disponemos de series de dos juntas y también de series que incorporan una junta central se consigue una reducción del ruido casi insuperable, de hasta 47 dB (decibelios).

·         Las ventanas de PVC no se oxidan, aunque se produzca algún golpe o arañazo en su superficie, ya que es un material de base plástica y no metálica, por este mismo motivo su limpieza es muy fácil, simplemente con agua y jabón.

·         Las ventanas de PVC no condensan, al ser un material cálido por su composición evita por completo la condensación en sus perfiles.

·         Las ventanas de PVC se fabrican con máquinas de última generación, desde el corte de las piezas y mecanizado de herrajes, hasta la unión de las esquinas mediante máquinas soldadoras de cuatro cabezales, toda la fabricación es un proceso altamente mecanizado, con lo cual se evitan errores humanos que pueden disminuir la calidad final de las piezas.

·         Las ventanas de PVC son ignífugas, el PVC ( policloruro de vinilo) es un material difícilmente inflamable, ya que su composición química es una combinación de carbono, hidrógeno y cloro, que consigue un material ligero y químicamente inerte e inocuo, que no propaga el fuego, se elimina así el mito de la toxicidad de las ventanas de PVC y también el mito antiecológico, ya que es un material reciclable y altamente reciclado, es decir se puede reciclar y de hecho se recicla,

Por tanto deja de ser una amenaza a la salud de las personas y al medio ambiente y pasa a ser, todo lo contrario.

·         Por último pero evidentemente no menos importante, es que las ventanas de PVC ofrecen una mejor relación calidad-precio, si intentamos comparar ventanas con las mismas prestaciones, es más barata la ventana de PVC que la ventana de Aluminio.

VENTAJAS DE LAS VENTANAS DE ALUMINIO:

·         Las ventanas de Aluminio permiten cualquier tipo de acabado, lacados, anodizados y ahora incluso foliados, esto permite poder elegir prácticamente cualquier color de la carta ral por muy exclusivo que sea, al igual que anodizados metálicos, imitaciones madera, etc.

·         El Aluminio permite una adaptación rápida y sencilla a cualquier tipo de obra, y puede responder a muchas necesidades arquitectónicas gracias a sus avances tecnológicos y su ligereza.

·         Los perfiles de Aluminio son más estrechos, lo que permite la entrada de más luz, la diferencia respecto al PVC para una ventana de medidas estándar ronda el 5%.

·         Los perfiles de Aluminio permiten la elaboración de piezas de mayor dimensión, ya que debido a su ligereza permite un mejor funcionamiento por ejemplo, de las bisagras.

Aunque en un primer vistazo las ventajas del PVC parecen eclipsar al Aluminio, no podemos dejar de pensar que es un material muy versátil y útil para cerramientos, de hecho, en sus inicios en la construcción cuando empezó a sustituir a las ventanas de madera, se alababan características como su poco o nulo mantenimiento, o su durabilidad, si bien esto sigue siendo cierto, también es verdad que ahora se buscan prestaciones que antes ni se nos pasaban por la cabeza, como el tema del aislamiento con su correspondiente ahorro energético, vale, el PVC es más aislante, pero el aluminio dispone de series con rotura de puente térmico que dan un aislamiento tanto térmico como acústico aceptable, no es el mayor pero si hay aislamiento.